El libro del ego. Liberarse de la ilusión.

20:34 Patricia Mora 0 Comments

Osho
El libro del ego. Liberarse de la ilusión.
1a. Ed., DEBOLS!LLO
México 2007
270 p.

El libro del ego es justo lo contrario de nuestro verdadero ser. No es ese sustrato de nuestra existencia en el que nos reconocemos, sino una falsa identidad que adoptamos en nuestro proceso de socialización precisamente para que, reflexionando sobre lo accesorio, no nos planteemos preguntas sobre lo verdadero. El ego es un envoltorio de nuestra conciencia y, a menos que nos liberemos de él, jamás llegaremos a conocernos. Al ser un engaño, el ego rehúye lo sencillo, pues le delata; lo difícil sí es un reto para él, y  lo imposible un reto de verdad. Así pues, cuanto mayor sea el reto que aceptemos, mayor será el ego que estamos construyendo en nosotros mismos: es nuestra ambición la que dará la medida de nuestro ego, que es también la medida de nuestro fracaso.


Al leer esta introducción acerca de este gran libro, puede causarte un poco de confusión ya que Osho no se refiere a que no tengas metas, sino cuál es el fin de esa meta ¿ayudar a mejorar el mundo al que perteneces, siendo tú mismo en el aquí y ahora? o ¿lo haces porque deseas poder, reconocimiento, dinero, etc.? si es por la segunda razón es el propio ego que esta guiando tus acciones y es el camino a un sufrimiento interno del cual querrás salir y no sabrás cómo. Pero la única manera es liberarte del ego.

  Te comparto mi reseña a través del siguiente audio:


El ego te mantiene a la espera: mañana, cuando triunfes, te alegrarás. Naturalmente hoy tienes que sufrir, tienes que sacrificarte. Si quieres triunfar mañana, tienes que sacrificarte hoy. Has de merecerte el triunfo, y para eso haces toda clase de ejercicios. Sólo es cuestión de sufrir durante algún tiempo y después te alegrarás. Pero ese mañana nunca llega. Nunca ha llegado.

Mañana simplemente significa lo que nunca llega. Supone retrasar la vida, una estrategia estupenda para seguir sufriendo.

El ego no puede sentir alegría en el presente, no puede existir en el presente; solo existe en el futuro, en el pasado, es decir, en lo que no es. El pasado ya no existe, el futuro aún no existe; ambos carecen de existencia. El ego solo puede existir con lo no existente, porque en si mismo no existe.

En el momento puramente presente no hallarás ningún ego en tu interior, sino una alegría silenciosa, una nada silenciosa y pura.

Encuentra tu ser, tu ser real, tu existencia, mediante la meditación. Y mediante el amor, en compartir la dicha, la alegría, la danza, el éxtasis.

Por encima del corazón está el ser. Al igual que la mente es lógica y el corazón es amor, el ser es meditación. Ser equivale a conocerte a ti mismo, y al conocerte a ti mismo conocerás el significado de la existencia.

Conocer al ser significa hacer la luz en la oscuridad del mundo interior, y a menos que te ilumines interiormente, la luz del exterior no te servirá de nada.

La transformación solo puede darse cuando aceptas tu ser natural.

Antes de perder el ego, tienes que alcanzarlo. Solo el fruto maduro cae al suelo. La madurez lo es todo.

No se puede tirar nada que no esté maduro. El fruto sin madurar se aferra al árbol y el árbol se aferra al fruto. Si los obligas a separarse, se formará una herida, y la cicatriz permanecerá. La herida continuará como si fuera reciente y tú siempre sentirás dolor. Recuerda que todo tiene su momento, su tiempo para crecer, para madurar, para caer a la tierra y disolverse. También el ego tiene su momento, tiene que llegar a la madurez.

Quien medita se libra de la mente, y en cuanto deja de dominarte el pasado, el futuro sencillamente desaparece, porque el futuro no es sino una proyección del pasado. En el pasado has experimentado ciertos placeres que te gustaría repetir una y otra vez: esa es tu proyección para el futuro. En el pasado has padecido muchas desdichas ; ahora las proyectas al futuro porque no quieres volver a vivirlas. El futuro no es sino una forma modificada del pasado.

Cuando desaparece el pasado, también desaparece el futuro. ¿Qué queda entonces? Este momento... ahora.

Vivir aquí y ahora es la inocencia.

Este libro te mostrará el camino para liberarte del ego.

En verdad te lo recomiendo ampliamente, comprender este libro es la esencia de la filosofía de Osho, quien sin duda alguna será y seguirá siendo mi guía espiritual.

¡Felices lecturas!

0 comentarios: