Curación con el vino tinto.

21:12 Patricia Mora 0 Comments


VILLACIS, Rubén.
Curación con el vino tinto.
1a. Ed., Época.
México 2009.
95 p.

Este año comencé al pie de la letra con cambios de hábitos saludables y en ellos está incluido el vino por supuesto, así que quise saber un poco más acerca del tema. Las propiedades de esta deliciosa bebida.

Y bueno, pues quedé sorprendida con tantas propiedades benéficas, entre las que menciona este libro están las siguientes:

El vino, es una de las bebidas alcohólicas con consecuencias benéficas para el organismo, siempre y cuando no se abuse de él. El vino es capaz de mejorar la capacidad de vida y salud de quien lo consume moderada y regularmente, gracias a sus componentes antioxidantes, indistintamente de si se bebe solo o con gaseosas (tinto de verano).

Además el vino tinto es uno de los sistemas de protección natural del organismo más importante frente al oxígeno que provoca la oxidación y el consecuente envejecimiento. La capacidad antioxidante que se encuentra en un vaso de vino es equivalente a comerse cinco manzanas, beber medio litro de cerveza, siete vasos de jugo de naranja o veinte vasos de jugo de manzana.

Esta capacidad del vino tinto para limitar la oxidación orgánica se encuentra en polifenoles que hay en la envoltura de la uva, por lo que los vinos desalcoholizados presentan las mismas propiedades, y pueden ser una alternativa para quien se encuentre llevando un régimen de dieta. Otro de sus beneficios es que su consumo con la comida evita que la grasa que estamos ingiriendo se altere y obstruya las arterias.

El poder antioxidante actúa contra los radicales libres que favorecen el envejecimiento prematuro de los tejidos, la aparición de lesiones en los vasos sanguíneos y la aparición de ciertos tipos de cáncer. Esta acción preventiva antioxidante es más poderosa que las producidas por las vitaminas C y E.

Otros beneficios detallados en libro sobre el vino tinto:

- Para evitar el cáncer.
- Contra enfermedades que provoca el cigarrillo.
-Contra enfermedades periodontales.
-Contra el envejecimiento.
-Para evitar la enfermedad de Parkinson.
-Contra el estrés.
-Para controlar la diabetes tipo I.
-Para combatir el salpullido.
-Para los cálculos renales.
-Contra las alergias del medio ambiente.
-Para evitar una embolia.
-Contra las espinillas.
-Para problemas digestivos.
-Contra los dolores de cabeza.
-Para la artritis reumatoide.
-Para la artrosis.
-Para problemas de piel.
-Para el asma.
-Para la tuberculosis.


Tomar vino tinto es un placer, y con todos estos beneficios, por nada del mundo olvidaré mi copa al día acompañada de mis alimentos. Mis vinos favoritos: Lambrusco, Merlot y Malbec.

¡Saludos!

0 comentarios: